Skip to main content

Comprender el llanto nocturno de tu cachorro

El llanto nocturno es una experiencia común cuando traes a tu cachorro a su nuevo hogar. La pregunta clave es: «Mi cachorro llora por las noches, ¿cómo puedo ayudarle a adaptarse a su nuevo hogar y dormir mejor?» En este artículo, abordaremos este desafío común y proporcionaremos estrategias para facilitar la transición de tu cachorro y promover un sueño reparador tanto para él como para ti.

Estrategias para ayudar a tu cachorro a dormir mejor

1. Crear un entorno cómodo para dormir

Asegúrate de que la zona de descanso de tu cachorro sea cómoda y acogedora. Un lugar tranquilo, con una cama suave o una manta, ayudará a que se sienta seguro.

2. Establecer una rutina de sueño

Los cachorros prosperan con la rutina. Establece un horario regular para las comidas, los paseos y la hora de dormir. Esto ayudará a tu cachorro a anticipar la hora de acostarse.

3. Paseos y juego antes de dormir

Antes de la hora de dormir, lleva a tu cachorro a dar un paseo y juega con él para que gaste energía. Un cachorro cansado es más propenso a quedarse dormido sin llorar.

4. Evitar la excitación antes de dormir

Evita el juego brusco o emocionante justo antes de acostarse. Esto puede hacer que tu cachorro esté demasiado emocionado para dormir.

5. No responder inmediatamente al llanto

Si tu cachorro llora durante la noche, no respondas inmediatamente. Espera un momento para ver si se calma por sí mismo. Responder de inmediato puede reforzar el llanto.

6. Uso de una almohadilla de calor

Una almohadilla de calor de bajo voltaje debajo de la manta de tu cachorro puede brindarle una sensación de seguridad y calidez.

7. Sonidos relajantes

Algunos cachorros se sienten tranquilizados por sonidos suaves como música suave o ruido blanco. Puedes utilizar aplicaciones o dispositivos diseñados para emitir estos sonidos.

8. Noches graduales

Si tu cachorro está acostumbrado a estar en compañía constante, puedes realizar noches graduales. Comienza durmiendo cerca de su cama durante unos días y luego gradualmente muévete hacia tu propia habitación.

Factores a Considerar

Necesidades fisiológicas: asegúrate de que tu cachorro haya hecho sus necesidades antes de acostarse. Un viaje al baño puede evitar que llore por la noche.

Ansiedad de separación: algunos cachorros experimentan ansiedad por separación. Si esto es un problema persistente, consulta con un entrenador de perros o un veterinario.

Promoviendo un sueño tranquilo para tu cachorro y tú

El llanto nocturno es una etapa habitual en la adaptación de tu cachorro a su nuevo hogar. Al combinar confort, establecer una rutina y practicar la paciencia, puedes contribuir a mejorar el sueño de tu cachorro y a que se sienta más seguro en su entorno recién adquirido. Es fundamental recordar que cada cachorro es único, y puede llevar algún tiempo para que se adapte por completo. Con el cuidado adecuado, ambos podrán disfrutar de noches de sueño apacible y fortalecerán su relación de forma armoniosa.