Skip to main content

¿Sabes de qué modo la alimentación es la base de la buena salud de tu mascota? Al igual que los seres humanos, los animales tienen necesidades alimentarias específicas en función de su tamaño, edad, actividad física y metabolismo. Sin embargo, cuando el animal alcanza su edad adulta llega a un peso debería llegar a un peso estable, pero a menudo continúan con un aumento de peso lento y progresivo que deberíamos tener en cuenta para que se mantenga dentro de unos límites saludables. A continuación, te compartimos información y consejos del veterinario experto Pablo Crespán.

Factores que influyen en el aumento de peso

  • Genética: la predisposición genética de una mascota puede influir significativamente en su propensión al aumento de peso. Algunas razas tienen una tendencia innata a ganar peso con más facilidad que otras, lo que puede requerir una atención especial en cuanto a su dieta y nivel de actividad física.
  • Sexo: se ha observado que las hembras tienen una mayor susceptibilidad al aumento de peso en comparación con los machos. Esto puede deberse a diferencias hormonales y metabólicas entre los géneros, así como a factores de comportamiento relacionados con el apetito y la actividad física.
  • Edad: a medida que las mascotas envejecen, es común que experimenten un aumento de peso gradual. Esto puede atribuirse a cambios en el metabolismo, una disminución en la actividad física y una posible disminución en la capacidad del cuerpo para mantener la masa muscular magra.
  • Estilo de vida: el nivel de actividad diaria, incluido el número y la duración de los paseos, así como el tiempo dedicado a actividades físicas, juega un papel crucial en el mantenimiento del peso corporal de una mascota. El sedentarismo y la falta de ejercicio regular pueden contribuir al aumento de peso. Este es un punto crucial para llegar a la buena salud de tu mascota.
  • Cambios en el metabolismo: la castración puede tener un impacto significativo en el metabolismo de una mascota. En muchos casos, la castración puede disminuir la tasa metabólica, lo que puede hacer que el animal tenga una mayor propensión a ganar peso si no se ajusta adecuadamente su ingesta de alimentos y nivel de actividad.
  • Enfermedades: algunas condiciones de salud, como la diabetes y el hipotiroidismo, pueden predisponer a una mascota al aumento de peso. Estas enfermedades pueden afectar el metabolismo y la regulación del apetito, lo que puede resultar en un aumento de la ingesta de alimentos y una reducción en la capacidad del cuerpo para quemar calorías de manera eficiente. Las enfermedades hay que tenerla en cuenta si se quiere llegar a la buena salud de tu mascota.

Efectos negativos del sobrepeso

Si quieres llegar a la buena salud de tu mascota, es necesario controlar el sobrepeso. Los animales con sobrepeso son más propensos a sufrir enfermedades, viendo reducida su calidad y esperanza de vida. Los problemas más frecuentes son:

Enfermedades cardiovasculares

Las primeras enfermedades que hay que tener controladas si quieres conseguir la buena salud de tu mascota son las cardiovasculares. El exceso de peso en las mascotas aumenta significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial, la enfermedad cardíaca congestiva y la arteriosclerosis. El corazón y los vasos sanguíneos de las mascotas con sobrepeso trabajan más duro para bombear sangre a través del cuerpo, lo que puede provocar un estrés adicional en el sistema cardiovascular y aumentar la probabilidad de problemas graves de salud.

Cálculos urinarios

El sobrepeso en las mascotas también puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos urinarios, como los cálculos de estruvita o de oxalato de calcio. La obesidad puede alterar el equilibrio de minerales en la orina, lo que favorece la formación de cristales y piedras en el tracto urinario. Estos cálculos pueden causar dolor, dificultad para orinar e incluso obstrucción del flujo de orina, lo que puede ser una emergencia médica potencialmente mortal si no se trata adecuadamente.

Patología articular

las articulaciones de las mascotas con sobrepeso están sometidas a una presión adicional debido al peso adicional que llevan. Esto puede provocar un desgaste prematuro del cartílago y un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades articulares degenerativas como la osteoartritis. El dolor y la inflamación resultantes pueden afectar significativamente la movilidad y la calidad de vida de la mascota, limitando su capacidad para participar en actividades normales y afectando negativamente su bienestar general.

Prevención del sobrepeso para conseguir la buena salud de tu mascota

Para garantizar la buena salud de tu mascota, es crucial mantener un peso adecuado. Esto implica una serie de medidas que incluyen la evaluación regular por parte de profesionales veterinarios, la atención a la dieta y el fomento de la actividad física. A continuación, se detallan algunas acciones clave para lograr este objetivo:

1. Evaluación de la condición corporal por los veterinarios: los veterinarios son los expertos en salud animal y pueden proporcionar una evaluación precisa de la condición corporal de nuestras mascotas. Esta evaluación sirve como punto de referencia inicial y permite un seguimiento continuo de su peso y estado físico. Los veterinarios, pues, son una parte esencial para conseguir la buena salud de tu mascota.

2. Control del peso corporal regular: es importante realizar controles periódicos del peso corporal de nuestras mascotas para identificar cualquier aumento inesperado. Detectar tempranamente el sobrepeso nos permite tomar medidas correctivas a tiempo, como ajustar la dieta o aumentar la actividad física.

3. Asesoramiento en dietas adecuadas: cada mascota tiene necesidades dietéticas individuales, que pueden variar según su edad, tamaño, nivel de actividad y condiciones de salud específicas. Los veterinarios pueden proporcionar recomendaciones personalizadas sobre la dieta más adecuada para cada mascota, asegurando un equilibrio nutricional óptimo.

4. Control del volumen de ingesta: evitar la sobrealimentación es fundamental para mantener un peso saludable en nuestras mascotas y llegar a la buena salud de tu mascota. Es importante medir las porciones de comida de manera adecuada y seguir las pautas proporcionadas por el veterinario. Además, debemos estar atentos a las señales de hambre o saciedad de nuestra mascota y ajustar la alimentación en consecuencia.

5. Plan de actividad física diaria: fomentar la actividad física es esencial para prevenir el sedentarismo y promover un peso saludable en nuestras mascotas. Esto puede incluir juegos interactivos, paseos más largos o la participación en nuevas actividades físicas adaptadas a las necesidades y capacidades individuales de cada mascota. Un veterinario puede ofrecer orientación sobre el nivel de ejercicio adecuado para cada animal, teniendo en cuenta su edad, salud y condición física.

En resumen, mantener un peso saludable en nuestras mascotas requiere un enfoque integral que incluya la colaboración con profesionales veterinarios, una atención cuidadosa a la dieta y la promoción de la actividad física para llegar a la buena salud de tu mascota. Con un cuidado adecuado y compromiso por parte de los tutores, podemos contribuir significativamente a mejorar la calidad de vida y la longevidad de nuestras queridas mascotas.

La alimentación es la base de la buena salud de tu mascota

Para llegar a la buena salud de tu mascota, es crucial prevenir y manejar el sobrepeso, lo que requiere un enfoque integral que incluya la evaluación veterinaria, la modificación de la dieta y del estilo de vida, así como un compromiso continuo por parte de los tutores para seguir las recomendaciones profesionales. Con la estrategia adecuada, no solo podemos ayudar a nuestras mascotas a perder peso, sino también a llevar un estilo de vida más activo y saludable. Recuerda, pues, que la alimentación es la base de la buena salud de tu mascota.