Skip to main content

A medida que los perros envejecen, sus necesidades de ejercicio cambian. Es por eso por lo que en este artículo expondremos algunos ejercicios para perros adaptando la rutina en función de su envejecimiento para que el proceso sea saludable.

Aspectos para tener en cuenta en perros mayores

1. Consideraciones para perros mayores

Disminución de energía: los perros mayores suelen tener menos energía que cuando eran jóvenes.

Salud articular: las articulaciones pueden volverse más sensibles con la edad, lo que puede afectar la capacidad de movilidad.

Mantener la movilidad: el ejercicio es importante para mantener la movilidad y prevenir la obesidad en los perros mayores.

2. Tipo de ejercicio adecuado

Caminatas suaves: sustituye actividades de alto impacto por caminatas suaves y relajadas. El ritmo debe adaptarse a la capacidad de tu perro.

Natación: la natación es una excelente opción, ya que es de bajo impacto y beneficia las articulaciones.

Ejercicios mentales: los juegos de rompecabezas y los juegos mentales mantienen a tu perro mentalmente activo.

3. Frecuencia y duración

Sesiones más cortas: divide el ejercicio en sesiones más cortas a lo largo del día en lugar de una sesión larga y agotadora.

Escucha a tu perro: presta atención a las señales de fatiga o incomodidad y permite que tu perro se descanse cuando lo necesite.

4. Visitas al veterinario

Revisiones regulares: programa visitas regulares al veterinario para monitorear la salud de tu perro y recibir orientación sobre su rutina de ejercicio.

Promoviendo un envejecimiento activo

Adaptar la rutina de ejercicio de tu perro adulto mayor es fundamental para mantener su salud y bienestar a medida que envejece. Opta por ejercicios suaves y de bajo impacto, presta atención a las necesidades individuales de tu perro y programa revisado periódicamente con el veterinario. Con el enfoque adecuado, tu perro puede disfrutar de un envejecimiento activo y saludable.