Skip to main content

¿Sabes cómo controlar los parásitos de tu mascota? Con la llegada de la primavera, también llega el despertar de los insectos. Si bien apreciamos la naturaleza y sus criaturas, es importante proteger a nuestras mascotas de los parásitos externos que pueden causar molestias y enfermedades tanto a los animales como a las personas que conviven con ellos. Aprende, pues, con la siguiente información y consejos del experto veterinario Pablo Crespán, a cómo controlar los parásitos de tu mascota.

¿Por qué es importante controlar los parásitos de tu mascota?

Antes de saber cómo controlar los parásitos de tu mascota, es importante saber porque debes controlar los parásitos de tu mascota. Los parásitos no solo representan un riesgo para nuestras mascotas, sino que también pueden ser un problema de salud pública. Muchos de estos parásitos tienen el potencial de afectar a las personas, ya sea a través de sus picaduras o al transmitir enfermedades, conocidas como enfermedades transmitidas por vectores (ETV).

¿Quiénes son los parásitos de tu mascota?

Antes de saber controlar los parásitos de tu mascota, debes saber cuáles son los principales. Los parásitos más comunes de una mascota son, principalmente las pulgas, las garrapatas, los mosquitos y los flebótomos, así como ácaros y piojos. Todos estos pueden ser parásitos externos de nuestras mascotas. Esto implica que durante su ciclo de vida requieren alimentarse de la sangre de los animales para sobrevivir y completar su desarrollo, lo que explica por qué pican, muerden y permanecen sobre su piel.

¿Qué problemas pueden causar los parásitos de tu mascota?

Los parásitos representan una amenaza para la salud de nuestras mascotas, causando una variedad de problemas que van más allá de las simples molestias en la piel. Sus picaduras pueden generar irritación y lesiones cutáneas, provocando picor, incomodidad y estrés en nuestros queridos animales. Es importante controlar los parásitos de tu mascota porque, sino, pueden causar los siguientes problemas:

Pulgas y piojos

Entre los parásitos más comunes que afectan a nuestras mascotas se encuentran las pulgas y los piojos. Estos pueden desencadenar fuertes reacciones alérgicas, como la dermatitis alérgica por pulgas (DAPP), además de transmitir la tenia. La tenia se contrae cuando los animales ingieren pulgas mientras se acicalan o se rascan, lo que puede llevar a problemas intestinales y otros trastornos relacionados.

Garrapatas

Por otro lado, las garrapatas son portadoras de una amplia gama de infecciones que pueden causar enfermedades graves, como la piroplasmosis, la hepatozoonosis, la erlichia, la anaplasma, la rickettsiosis y la enfermedad de Lyme. Además de las infecciones, las garrapatas pueden provocar la formación de granulomas, quistes y abscesos en el sitio de la picadura, así como anemia en casos de infestaciones masivas.

Flebótomos

Los flebótomos, también conocidos como mosquitos de la leishmaniosis, y los mosquitos transmisores de la dirofilariasis, una enfermedad del corazón, son también parásitos que representan riesgos significativos para la salud de nuestras mascotas.

Ácaros

Finalmente, los ácaros pueden causar sarna, una enfermedad de la piel que provoca picor intenso, pérdida de cabello y lesiones cutáneas. En conjunto, estos parásitos representan una seria amenaza para la salud y el bienestar de nuestras mascotas, por lo que es crucial tomar medidas preventivas y realizar controles regulares para proteger a nuestros amigos peludos.

¿Cómo podemos prevenir los parásitos de tu mascota?

Una forma de controlar los parásitos de tu mascota es prevenirlos. La prevención de los parásitos en nuestras mascotas es fundamental para garantizar su salud y bienestar. Aquí hay algunas medidas que podemos tomar para proteger a nuestros amigos peludos:

1. Mantén la correcta higiene en el hogar: es importante mantener limpios los espacios donde nuestras mascotas pasan la mayor parte del tiempo. Utilizar la aspiradora regularmente puede ayudar a eliminar posibles huevos de pulgas y otros parásitos del ambiente. También es crucial tener cuidado con los desechos de la aspiradora para evitar que los huevos y larvas se dispersen nuevamente en la casa. La higiene es parte fundamentar para controlar los parásitos de tu mascota.

2. Utiliza productos preventivos: existen en el mercado numerosos productos diseñados para prevenir la infestación de parásitos en nuestras mascotas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos son igualmente efectivos. Es recomendable elegir productos de calidad que sean adecuados para el tipo de animal y su estilo de vida. Se debe evitar el uso de productos extremadamente económicos, ya que suelen tener una eficacia limitada.

3. Combinación de productos: en algunos casos, puede ser necesario combinar diferentes productos para brindar una protección completa contra una amplia gama de parásitos. Por ejemplo, se pueden utilizar pipetas junto con collares para una protección más completa.

4. Tipos de productos preventivos: entre los productos más comunes se encuentran las pipetas, que se aplican en la piel del animal y ofrecen protección contra pulgas, mosquitos y garrapatas durante aproximadamente un mes. Los collares también son efectivos contra mosquitos, pulgas y garrapatas, pero su duración puede variar según la marca. Los comprimidos son prácticos y ofrecen protección contra pulgas y garrapatas, además de tratar y prevenir la sarna. Por último, los sprays y productos naturales pueden ser una opción, pero su eficacia puede ser variable y es necesario aplicarlos con frecuencia.

Otras medidas de prevención de los parásitos de tu mascota

  • Examina a tu animal después de estar al aire libre: revisa cuidadosamente entre las patas y dentro de las orejas para detectar posibles parásitos.
  • Cepíllalo regularmente: el cepillado frecuente ayuda a mantener a tu mascota libre de parásitos y suciedad en su pelaje.
  • Evita las horas de mayor actividad de los mosquitos: especialmente al amanecer y al atardecer, cuando los mosquitos suelen ser más activos, trata de evitar sacar a tu mascota, especialmente en zonas de alto riesgo.
  • No permitas que duerma al aire libre: protege a tu mascota del riesgo de parásitos y otros peligros ambientales manteniéndola dentro de casa durante la noche.
  • Instala mosquiteras en tu hogar: colocar mosquiteras en ventanas y puertas ayuda a prevenir la entrada de insectos que podrían afectar a tu mascota.
  • Realiza controles periódicos en el veterinario: programa revisiones regulares en tu veterinario de confianza. Se recomienda realizar análisis preventivos anuales para detectar cualquier enfermedad transmitida por picaduras de insectos.

¿Cómo controlar los parásitos de tu mascota?

A través de este artículo, hemos explorado visto cómo controlar los parásitos de tu mascota. Los diferentes tipos de parásitos que pueden afectar a nuestras mascotas, desde las pulgas y garrapatas hasta los mosquitos y ácaros. Estos parásitos pueden provocar una serie de problemas de salud, desde reacciones alérgicas hasta enfermedades graves como la enfermedad de Lyme y la sarna.

Para prevenir estos problemas, es fundamental tomar medidas preventivas, como la higiene adecuada en el hogar y el uso de productos preventivos de calidad. Además, es crucial realizar controles periódicos en el veterinario y estar atentos a cualquier signo de infestación. Al tomar estas precauciones, podemos proteger a nuestras mascotas y garantizar su salud y bienestar a largo plazo. Así, pues, podrás controlar los parásitos de tu mascota.

Deja un comentario